Querido Segundo de Bachillerato

 

Segundo de bachillerato es el curso que te destroza en todos los aspectos. Por fuera, parece que lleves días sin dormir, alimentándote de café y algo de bollería, y por dentro aun estás peor. Estás hasta la coronilla de todo, y no sabes si reír o llorar, pero decides reflexionar y pensar que ya falta poco, y que todo valdrá la pena, pero eso sí, sin perder mucho tiempo, que no te sobra.

No es un curso difícil en materia, lo que es difícil es organizarse con tantos trabajos y tantos exámenes. Parece que llevas todo el curso estudiando sin parar, y en verdad, sí, eres un esclavo que no ve la luz del día, y solo reconoce la luz de su flexo.  Ten claro que todos tenemos que pasar por ahí, y que el esfuerzo de hoy es el éxito de mañana. No te vengo a decir que será fácil, que tendrás ganas de mandarlo todo a la mierda (perdón por la expresión), que tendrás ganas de abandonar, de preguntarte constantemente porque estás luchando y si valdrá la pena. Yo te digo que sí, que te vas a hacer más fuerte, y que cuando llegues a la carrera o a lo que quieras hacer el camino de espinas se convertirá en flores. Piensa en el verano que te vas a pegar, en todas las cervezas que tienes atrasadas y te tomarás, en todos los planes que tienes en mente y podrás por fin llevarlos a cabo. Te digo que cuando termines selectividad todo lo vas a coger con más ganas. Por eso, esfuérzate al máximo, porque lo peor que hay es arrepentirse. Arrepentirse y decir “ojalá hubiera sacado más nota”, “tendría que haber estudiado más”, y lo peor, no entrar a la carrera que quieres por no haberlo dado todo y ser consciente de ello. Es muy triste que el sistema educativo se base tanto en las notas (es un tema que ya hablaremos si queréis), pero es así, no te queda más que hincar codos y estudiar, para poder hacer lo que TÚ quieras. Chicos recordad que todo es temporal, que vais a pasar una vez por aquí y nunca más. Estamos casi en mayo, así que un último empujón, y todo habrá terminado. Planifícate, porque es lo mejor que puedes hacer, intenta tenerlo todo bajo control, y aunque todo el mundo os diga que selectividad no es para tanto, os lo digo yo otra vez, no es nada. Los exámenes que estáis haciendo son los que os va a tocar responder esos 3 días, así que, por favor, ACTITUD, porque el primer paso para superar muchas cosas es eso, la actitud y la confianza que tenéis en vosotros mismos. Ojalá todos entréis y hagáis lo que tenéis en mente. Recordad que las carreras a fondo se ganan. ¡¡¡¡¡MUCHA SUERTEEEEE!!!!

Anuncios

Refréscame la memoria

Hablemos de que lo diste todo por una persona y ahora no sabes ni como se llama

Cuéntame que sucedió o dime que el tiempo lo cambió todo

Explícame que hiciste para que la relación volviera a ser igual

Afírmame que fracasaste, pero solo te diste cuenta a la larga

Exprésame lo decepcionado que te sentiste y quien aguantó tus lágrimas

Cántame como todas las canciones que te recordaban a esa persona

Léeme la frase te lo dije, muy bajito, porque no la soportas más

Obsérvame como lo hacías con esa persona, por cielo, mar y tierra

Apódame tantos nombres quieras, que ninguno lo superará

Engáñame y dime que todo está bien, que no la echas de menos

Llámame y grita que la necesitas.

Ahora párate, y observa tu alrededor

Háblame de todo lo que te han dado otras personas

Cuéntame los planes que haces con ellas, sin importar el día ni la hora

Explícame cómo se las puede querer tanto, aunque sigas destrozado por dentro

Afírmame que cada día das gracias al universo y a la vida, por ponerlas en tu camino

Exprésame que estabas en un pozo sin fondo, y ahora te levantas cual ave fénix

Cántame la última canción que escuchasteis juntos por primera vez

Léeme como te que quejas con esa persona, que ya sabe que te quiere

Obsérvame como lo hacéis entre vosotros, sin saber que la gente os mira

Apódame como quieras que lo voy a aceptar solo porque viene de ti

Engáñame y dime que todo es mentira

Porque no lo es.

BELÉN JUAN. Escrito en la biblioteca.

GRIETAS

 

Siempre he pensado que las mejores personas tienen grietas. Pequeñas o grandes, fisuras o agujeros tan grandes por donde pasa la luz.

Me gustan las personas que algún día las hirieron, porque significa al fin y al cabo que están vivas. De que te sirve pensar que estás vivo si no lo sientes en tu piel.

A veces creo que necesitamos una mínima dosis de dolor para apreciar todo lo que nos rodea. Que lo que parece un lugar sin salida, tan solo es un precipicio por donde te estás asomando. Que a medida que te vas haciendo mayor, aunque no lo parezca maduras, y si hechas la vista atrás seguro que tus prioridades han cambiado, y no son las mismas que hace 5 años.

Que tu camino a tomado un nuevo rumbo, y ya no vas todo recto hasta el amanecer. Que no entiendes de blancos o negros, que eres más bien ahora de gris.  Pero aun sigues pensando que, si las personas que quieres no están a tu lado, el precipicio se desmorona, y que razón tienes, porque para mí, dejando de lado grietas, luces o sombras, quiere verte y sentir que estás a mi lado, y que si me pongo el mundo por montera, quédate a mi lado, para que pueda verte aunque sea desde el otro lado del precipicio, nuestro particular precipicio.

 

Nuestro interior

Nos empeñamos en perseguir sueños, cuando en verdad los sueños residen en nuestro interior. Creemos firmemente que la vida es un sueño, cuando es una realidad, y desperdiciamos nuestro tiempo, por aquello que pensamos que es “valioso”, cuando lo único valioso que tenemos es el tiempo. Que paradojas tiene la vida.

Pensamos que el futuro es incierto, pero al mismo tiempo queremos ponerle solución. Nos gusta saber, saber que pasará dentro de X años, y mientras tanto desaprovechamos el presente, y sobre todo no lo vivimos, porque pensamos en un futuro que no sabemos si va a llegar, o si cuando llegue será el que esperamos.

Tenemos quebraderos de cabeza por cosas que no sabemos que pasarán. Y así nos va. Ten en cuenta que, aunque nos cueste aceptarlo el mañana es incierto, y debemos aceptarlo. No se sabe si triunfarás o fracasarás, si seguirás tu “modelo” de vida ideal, ese que siempre soñaste, o simplemente se quedará en eso, en un simple y absurdo sueño.

Absurdo porque la vida te lleva por caminos llenos de niebla, que debes evaporar y eliminar, pero siempre caminando hacia delante, sin pararte, sin mirar atrás. Y ese camino que ahora recorres es el presente.

Tengo aborrecida la expresión “carpe diem”, pero te debería ir como anillo al dedo para que puedas entender lo que te estoy explicando a través de este escrito. Deja de planear, y vive por favor. Porque mientras piensas y reflexionas sobre qué hacer mañana, ¿qué estás haciendo hoy?

Lo que hagas hoy te llevará a lo que harás mañana, y siempre lo podrás cambiar si no te agrada, eso sí, nunca podrás cambiar ni olvidar el arrepentimiento y siempre podrás decir que hubiera pasado si hubiera actuando así… y para que esa frase no salga de tu boca, hazlo. Pero hazlo hoy.

 

Espíritu

Ojalá el espíritu de la navidad nos dure más allá del 7 de enero

Ojalá todos los deseos se cumplan y no solo el 31 de diciembre

Ojalá vivamos más, siendo más valientes y menos cobardes

Ojalá dejes el orgullo atrás y decidas no vivir en soledad

Ojalá te siga gustando tal y como soy, sin trampas ni mentiras

Ojalá sepas donde estás y lo que tienes que hacer para conseguir lo que quieres

Que no te lo cuenten

Siempre he preferido vivirlo, no me gusta que me lo cuenten. Quiero vivirlo yo, con mis 5 sentidos, aunque todo salga mal, aunque me equivoque y aun así no aprenda.

Quiero poder decir en un futuro que lo hice, que me caí pero que también me levanté y lo volví a intentar. Quiero tener mil y una historias que contar, quiero arriesgarme, aunque sepa de antemano que está todo perdido. Quiero pasear por la playa, y que la brisa acaricie mi piel, y no mirar el reloj, no quiero que el tiempo marque mi vida. Quiero coger un avión sin saber el rumbo, porque mi vida tampoco tiene rumbo fijo ni quiero que lo tenga. Quiero subirme a un taxi y gritarle al conductor que siga a ese taxi, quiero sentir la adrenalina, quiero sentir, quiero sentirme viva. No quiero barreras, ni gente que me diga lo que tengo que hacer, lo que está bien o lo que está mal. Tampoco quiero gente que me repita la lección. Yo aun no entiendo de lecciones y ojalá nunca entienda. Solo quiero gente que me coja de la mano y me diga que vamos a hacerlo, que vamos a vivir. Y ojalá todos, en algún momento de nuestra vida podamos decir: ” me he dado cuenta de que tenerte es mucho más que tener suerte”.

Porque no es lo que sueñas, es lo que te atreves a imaginar. No es la vida, son los días que jamás volverán.

Noches

A veces pienso que la noche es mía, que me abraza y me refugia, me siento segura con ella, es mi escondite.

Ahí, con solo saber que es de noche, mi cabeza empieza a reflexionar y a hacer planes e idealizar historias que no han existido, pero existen en mi cabeza. En las noches me siento más libre, más valiente, más segura, más yo.

Te diría todo lo que pienso, todo lo que soy, me desnudaría a ti, en cuerpo y alma, y mi historia podría ser tu historia, si yo fuera valiente y te la contara… a veces también dudo. Dudo y me planteo si es mejor arriesgarse y hablar, o simplemente callar. Siempre me han dicho que los valientes son los que ganan,  pero no me atrevo a descubrirlo, tal vez sea porque el precio a pagar pueda ser alto.

Porque al final la noche me enseñó que me puedo desnudar ante ella, y que puedo tejer el tiempo con paciencia de pescador.